Caminos

img_20161031_130602

Todos los caminos conducen a Roma, dice el adagio popular.

Los míos no van a ningún lugar. Digo los mios porque no es uno solo, son muchos caminos que se unen entre sí. Andados, desgastados, cruzados, cortados, amados, cambiados, prestados, improvisados y odiados. Mis caminos. Mi rumbo.

Son mis caminos, los que me han traído aquí. Al aquí y al ahora. A lo único tangible y certero. A lo único real y sincero. Efímero y progresivo. Eterno pero finito.

El recorrido ha sido corto y denso, largo y fluído, soleado y tormentoso, solitario y en compañía. Remedio y enfermedad, agonía y placer.

Paso a paso, con calma, cierro los ojos y sonrío; a veces lloro. Siento en el pecho cada paso recorrido, cada camino construído. Siento pena y alivio. Alegria y nostalgia. Ira y paz.

Cierro los ojos una vez más, en medio de un trance fugaz en que mi alma levita sobre la tierra. Me abandona, pero me  deja la certeza de que cada camino conduce a lo que soy.

Mis caminos conducen a MÍ.

 

Adorable & Desastrosa

 

 

Un comentario en “Caminos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s