Mierda

Valer mierda como forma recurrente de hundirme en el vacío autoproclamado de mi propia existencia.
Valer mierda periódicamente, en episodios paulatinos y miserables que acaban con lo que soy y lo que amo.​ ¡Mierda!
¿Qué mierda me pasa?
​¡No quiero sentir esta mierda!
Vale mierda lo que piensen. Esto es lo que escondo, lo que temo y lo que soy cuando nadie ve.
Me vuelvo mierda a oscuras porque sí y porque no. Porque odio lo que es y no cambia. Odio esta mierda que me invade y me transforma.
Pataleo, chillo, evado, pero al final del día nada cambia.
​¡Sólo quiero mandar a la mierda tanta mierda!

Adorable & Desastrosa